WakeUpBrain Explorer (Campamento)

 

 

Campamento WakeUpBrain es una de las experiencias más impactantes para un innovador. Se trata de un viaje interior que pone a prueba muchas de las creencias que guían las acciones que ocupan nuestro día entero.

 

  • Decisiones: ¿Cómo tomamos decisiones?¿Cuánta información puede manejar el cerebro a la hora de tomar decisiones? ¿Cuál es el verdadero proceso cuando tomo una decisión?
  • La frontera difusa: Si innovar es inventar cosas nuevas, de las que no sabemos cuál será el resultado ¿Cómo manejamos la incertidumbre? ¿Cómo inventamos objetivos significativos?
  • Automatización: ¿Cómo “agregamos” cerebros a nuestros procesos de toma de decisiones y manos a nuestros procesos de ejecución?

 

 

 

Los maestros del círculo mágico.

Es bastante frecuente que el cerebro esté saturado de información. Est hace más difícil el proceso de identificar lo importante y ver alternativas nuevas. 

Entre las herramientas disponibles para dar claridad a las acciones futuras, el uso de los círculos mágicos es una de las más poderosas. 

Un círculo mágico no es más que un juego. Es un entorno temporal en el que “jugamos” a actuar en escenarios que nos permiten acciones que la vida cotidiana no.

El objetivo de usar círculos mágicos es lograr “callar” buena parte de la información que genera ruido en el proceso de decisión o en el de creación. 

 

Durante el Campamento WakeUpBrain, los participantes viven la posibilidad de experimentar como nunca antes, con diferentes círculos mágicos y ver cómo reaccionan a ellos. Adquieren la capacidad para crear Círculos mágicos (juegos) en situaciones diversas y conseguir resultados asombrosos.

 

Círculos para otros:

Si gran parte de nuestra actividad diaria se desarrolla en contacto con otras personas, tenemos una gran responsabilidad por revisar la manera como nos estamos relacionando con ellas. ¿Cuál es el mayor impacto que podemos causar? ¿Cómo hacemos que su contacto con nosotros sea una de las fuerzas transformadoras más vitales? ¿Cómo hacemos mejores comunidades? 

Desde la responsabilidad creativa, se descubren algunas de las rutas más satisfactorias para el desarrollo de cada quien. Como resultado adicional, se descubre una nueva forma de liderar. Desde la creación. Desde la increíble satisfacción de generar cosas nuevas y maravillosas que, en la mayoría de los casos, no podrían ser posibles sin la participación profundamente humana de aquellos que nos rodean (o que nos podrían rodear).

 

Las nuevas oportunidades

Mucho se ha dicho sobre la necesidad humana de hacer coincidir la labor cotidiana con el uso de las propias capacidades en la búsqueda de cumplir un propósito profundo. Como ejemplo, se cita la vida de sabios, eminencias, estrellas y humanos exitosos en diversos campos que pudieron poner al servicio de su labor, aquellas capacidades en las que eran excelentes y que, además, coincidían con su pasión verdadera. 

No hay discusión alrededor del potencial que una persona puede llegar a generar si se enfoca en perfeccionar, como profesión, aquello que le gusta. Todos sueñan con vivir de su hobby.

Pero antes de resolver ese acertijo (Uno de los primeros que uno debería resolver antes de embarcarse en otros más urgentes), habría que resolver algunas dificultades que no son siempre tan evidentes:

  • Muchas personas necesitamos que nos digan qué hacer. No estamos acostumbrados (de hecho nos aterra) que nos dejen a la deriva, sin instrucciones o indicaciones.
  • Muchos sentimos que nos quedamos cortos a la hora de imaginar vidas posibles. Es fácil admirar lo que otros han logrado porque lo estamos admirando después de que ha sido hecho. Pero imaginar esas situaciones antes de que se dieran, está más allá de nuestro alcance. No podemos imaginar, en detalle, vidas alternas a la que llevamos actualmente.
  • El miedo es irracional, así que el esfuerzo por contrarrestarlo con razones lógicas es bastante desgastante. También lo es la pereza. Muchos de nosotros podríamos embarcarnos en una “re- ingeniería” personal, pero ejecutar lo que saliera de allí traería tanto trabajo, que no nos animamos a meternos en tal “vacaloca” y terminamos seducidos por lo fácil de levantarnos cada mañana a repetir lo que ya sabemos hacer.

Como siempre, la solución podría estar en los juegos. Los juegos nos permiten resolver, casi que simultáeamente, las barreras descritas. Un juego nos permite sobrepasar los miedos y perezas (¿Ha experimentado que una vez empieza su partido de baloncesto, toda esa pereza que experimentaba cuando estaba tratando de vestirse para la ocasión desaparece?), nos permite despertar la imaginación (muchos de los juegos que más le gustan ni siquiera funcionarían sin imaginación), nos llenan de auto-determinación.

 

Uno de los momentos más importantes del Campamento es el uso del juego para la re-invención personal. El resultado puede ser profundamente transformador.

Pero aquí no hay magia de ningún tipo. Jugar es un camino con muchísimo potencial y posibilidades.

 

Jugar es realimentar

Siempre que estamos jugando estamos mirando cómo vamos. El marcador, el puntaje, la tabla de clasificación, las posiciones en el tablero, etc., nos proveen información emocionante sobre el juego. 

 

No es diferente en la vida real. 

 

Los buenos innovadores y auto-innovadores (aquellos con capacidad para re-inventarse cada vez que llega el momento), saben que uno de los trucos más valiosos es la creación de mecanismos de realimentación. 

Un diseñador de juegos es maestro en la creación de estos mecanismos de realimentación. Son tablas de puntajes personales, que deben cumplir características muy particulares (entregar información emocionante a simple vista, ser automáticas, ser relevantes…) para permitirnos medir nuestro progreso hacia la meta prevista (ver: “La frontera difusa”) y hacer todo este camino mucho más emocionante y divertido.

  • El Concejo de sabios para la toma de decisiones
  • El Papareto (El pequeño papel para priorizar y medir)
  • Tabla de puntajes
  • Emostory
  • Tablero de juego personal

 

Experiencia única e integral.

Juntando todos estos elementos (el cerebro que decide, las emociones y reacciones ante lo que aún no existe pero podría, la capacidad para jugar en todo momento, la conciencia del intercambio creativo con los demás), el Campamento se convierte en el complemento perfecto para quienes trabajan la creatividad (Es decir, todos nosotros), como parte importante de su cotidianidad. 

Después del campamento:

  • No se toman las decisiones  de la misma manera. El entendimiento de los procesos involucrados en la toma de decisiones y la manera como podemos optimizarlos, exigen al participante la adopción de nuevas y sencillas herramientas. 
  • Cada persona re-plantea sus objetivos personales y los mecanismos que usa para conseguirlos
  • Cada persona descubre que puede disfrutar de una forma significativamente mayor cada parte del proceso de “jugar la vida real”

 

 

 

Para más información:
   Consultar calendario y precios  
02/03/2020
top
©wakeupbrain. All rights reserved.
X