La Carrera de las ideas

Sin calificación aun...

Por: Nelson Mora  nelsonm@centrodeinnovacion.com

 

Existe un consenso generalizado sobre la teoría de la diversidad para la creatividad, es decir, que cuando participan varias y diversas personas en una sesión de ideación se logra un mayor número de ideas y una mayor originalidad. En una sesión de ideación se viven dos momentos bien diferenciados, un primer momento relacionado con la creación o generación de ideas, en el cual existen reglas muy bien conocidas como posponer el juicio y evitar la crítica para que la mayor cantidad de ideas sean puestas sobre la mesa. El segundo momento corresponde al análisis, donde el juicio, restricción auto impuesta, es permitido para hacer una buena valoración de las ideas; uno de los retos de segundo momento, es mantener la energía y la participación de todos, es natural que los participantes estén cansados y muy fácil que se sesguen por algunas ideas sin ver el potencial de otras lo que pone en riesgo lo que se supone debe ser una buena selección aprovechando la mirada de todos.

“El ascensor de las ideas˝ es uno de los juegos básicos del WUB usados en el momento de la valoración y selección de ideas, que lograr convertir ese momento que es algo monótono, poco emotivo, donde los participantes desean hacer la selección lo más rápido posible para dar por terminada la sesión, en un momento de participación, donde el entusiasmo y la pasión forman parte del análisis; y  se convierte en una excelente alternativa para seleccionar y priorizar ideas con la participación de todos sin enfrascarse en discusiones polarizadoras.

Cuando se propone este juego, se debe disponer de algunos elementos básicos adicionales a las tarjetas de WUB, como cinta adhesiva y una pared o tablero. Sobre estos se ubican, en una especie de línea de base u horizonte, las ideas previamente seleccionadas. Esta ubicación permite a los participantes tener un foco visual compartido. Entonces se inicia el juego. Cada equipo ha recibido cierta cantidad de tarjetas que conforman su “dinero para invertir”. A medida que los equipos hacen sus inversiones con las tarjetas del WUB por las que consideran mejores ideas, están empiezan proporcionalmente a subir dependiendo de la inversión realizada.

Carrera de Ideas WakeUpBrain

La “Carrera de las ideas˝ es una variación al “Ascensor de las Ideas” que resulta especialmente útil cuando no se dispone de los elementos como una pared y cinta adhesiva para fijar las ideas. Se trata de una carrera donde los participantes, en vez de dinero, tienen kilómetros para hacer correr las ideas en una pista. En este caso, las ideas se ubican horizontalmente sobre una mesa, de manera que las ideas que lleguen más lejos serán las que tienen el mayor potencial para ser seleccionadas como marcos estratégicos o ideas dependiendo de cada caso. Se trata de un símil que nos lleva a pensar sobre cuánto “kilometraje” puede llegar a tener una idea.    

 

Estos son los pasos para hacer la “Carrera de las ideas˝.

  1. Ubique una mesa que pueda cumplir el papel de pista de carreras para desplazar las ideas.
  2. En el lado izquierdo seleccionado como inicio de la pista se colocan en columna cada una de las ideas preseleccionadas, imaginando que cada idea tiene su propio carril por el cual desplazan hacia el lado derecho de la pista.
  3. Ubique en la parte superior de la pista, de dos a tres tarjetas del WUB que en el reverso contengan una flecha de dirección, las cuales sirven como señalización para la pista donde se van a desplazar las ideas.
  4. A cada equipo se le entregan de 4 a 5 tarjetas de WUB. Estas representan el kilometraje que podrán hacer avanzar las ideas. Para saber el valor de cada tarjeta se toman manera vertical y se lee el número que aparece en la parte superior.
  5. Una vez esté lista la pista y las ideas ubicadas en el punto de inicio es hora de que cada equipo decida cuantos kilómetros hará avanzar cada una de las ideas. Suele ser útil y más emotivo hacer una primera ronda donde cada equipo toma una primera decisión de cuánto avanzará una de las ideas.  
  6. Una vez un equipo ha entregado una tarjeta de kilómetros se desplaza la idea hacia la derecha, el espacio recorrido representa los kilómetros. Suele ser útil ir colocando las tarjetas de kilómetros en la parte inicial para que al final se puedan hacer las verificaciones. Esto es muy útil especialmente cuando los equipos son muy competitivos y existen ideas muy cercanas en kilómetros avanzados.
  7. Al final se tiene una pista con ideas que ha avanzado más kilómetros que otras e ideas que tuvieron pocos o ningún kilómetro de recorrido.    

 

El “Ascensor de las Ideas”, como la “Carrera de las Ideas”, son dos juegos ideales para la etapa de selección, buscan mantener emocionalmente involucradas a las personas durante todo el proceso de ideación, especialmente en el momento en el que a causa de la energía invertida en la etapa de generación, suelen agotarse los ánimos, pero como sabemos, los juegos siempre son una buena alternativa para lograr mantener la motivación, la atención y la emoción durante todo el proceso.

A la mitad de la carrera o una vez finalizada la misma, hay oportunidades para realizar algún proceso de mejora. Por ejemplo, se puede hacer una “Entrada a Pits”

 

Entrada a Pits

Esta alternativa se ejecuta preguntando a los equipos: “¿Qué ajustes tendríamos que hacer en Pits a estas ideas que van atrás, para que puedan correr mucho mejor?”

Es posible que al tratar de responder esta pregunta, aparezcan mejoras interesantes para las ideas más retrasadas, haciendo el ejercicio mucho más interesante.

Una vez se incluyen las modificaciones a las ideas rezagadas se reinicia la carrera y se mira si hay algún efecto en su desempeño.

Consideraciones finales

El juego basa su poder en la capacidad que tienen los cerebros de hacer evaluaciones “integrales” de manera intuitiva. Esto quiere decir que, aunque el juego se ejecuta muy rápidamente, los equipos realmente logran hacer un análisis comprehensivo siguiendo los criterios acordados. Estos criterios se definen y comunican antes del inicio de la carrera de manera informal. Es decir, no se pretende que los equipos hagan un análisis profundo antes de tomar las decisiones de inversión del juego. Para esto funciona bien dar instrucciones más generales tales como: ¿Cuál de estas ideas, a su juicio, tiene la capacidad para lograr que nuestra organización logre más efectivamente el objetivo de ventas propuesto? ¿Cuál de estas ideas deberíamos ejecutar antes que las otras para sacar ventaja de la competencia? ¿Cuál idea es la más valiosa para nuestra organización?

Este tipo de instrucciones logran que las personas lleguen fácilmente a un acuerdo sobre el potencial de las ideas propuestas. Por el contrario, si se anuncia que hay tres o cuatro criterios específicos, por ejemplo, viabilidad técnica, impacto en ventas, alineamiento estratégico, facilidad de implantación, pues los participantes sentirán la necesidad de hacer un análisis profundo de las ideas, correrán a buscar sus computadoras para hacer una tabla dinámica en sus hojas de excel y se dispondrán a discutir, largamente, cada una de las valoraciones.

El análisis convencional como el que acabo de describir es también una ruta valiosa de trabajo, e incluso, es la más adecuada en ciertos entorno, pero en este caso, lo que buscamos es ofrecer una alternativa que suele tener los mismos resultados finales pero en mucho menos tiempo y con mayor diversión.

Como consejo final, es buena idea que los equipos que van a participar en la carrera tengan una conformación diferente a los que propusieron ideas para evitar el sesgo propio de los autores. Esto se suele lograr mezclando los participantes, de manera que los autores de una idea queden repartidos en diferentes equipos.

Por favor califique esta herramienta

13/02/2018

0 responses on "La Carrera de las ideas"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
©wakeupbrain. All rights reserved.
X