Gamificación como metodología de innovación para emprendedores

Comparte el juego, la creatividad y la innovación...
5/5 (1)

Un emprendedor necesita mucho más que un plan de negocios, muchas ganas de progresar y la cantidad suficiente de dinero como para que pueda llamarse “inversión,” un emprendedor necesita de ideas innovadoras para diezmar a la competencia y lograr la tan ansiada visibilidad. 

Sin embargo, esto resulta mucho más sencillo de decir que de hacer.

¿Cómo es posible lograr la innovación si parece estar todo dicho?

Si eso es lo que crees, hay novedades importantes par ti. 

Lejos de encontrarse todo inventado, día a día surgen nuevas necesidades en sociedades de consumo, las cuales necesitan ser satisfechas por empresarios cada vez más preparados para producir soluciones para los públicos actuales. Esto obliga el empresario a mantenerse en constante innovación. 

Es para perseguir este último propósito que emergen disciplinas como el coaching y la gamificación.

¿Es posible utilizar juego en un contexto empresarial y encima aspirar a tener buenos resultados?

La realidad, sustentada en una sólida teoría y apoyada en probados casos de experiencia, muestra que no solo es posible, sino necesario. 

El Juego como puerta de entrada a una nueva era en los negocios

El objetivo final de todo emprendimiento empresarial es obtener beneficios económicos. Para ello, es necesario ir cubriendo una serie de peldaños, entre los cuales se encuentran el reconocimiento de marca, el valor agregado y el conocimiento pleno de nuestra audiencia. A su vez, lograr todo esto exige ser capaces de innovar, momento en el que irrumpe la gamificación como la clave del éxito. 

¿Por qué?

Porque la gamificación representa el hilo conductor entre una mente activa, despierta y motivada y los resultados buscados. 

Te puede interesar: El juego y la felicidad como metodología para innovar, Inteligencia creativa, 12 bases para diseñar juegos.

Ejemplos prácticos de gamificación para emprendedores

Ahora que sabemos que la gamificación es el camino para innovar de manera dinámica y efectiva, veamos ejemplos concretos de cómo podemos aplicar la gamificación a nuestro día a día empresarial: 

El espía de clientes

Es un juego que parte de la base de identificar las verdaderas motivaciones que tiene un cliente para decantarse por un producto y no por otro. A los efectos de que sea relevante para nuestra empresa, tendremos que enfocar la investigación en nuestra área. Por ejemplo, si tenemos una empresa de ropa, pondremos a nuestro equipo a identificar los motivos que llevan a un cliente a elegir una prenda y no otra; una marca y no otra; un color y no otro. 

Curiosamente, las encuestas han demostrado no ser efectivas para recabar esta información, ya que, al ser interrogadas, las personas responden lo que yace en la superficie de su motivación, por lo que jamás considerarán que hay motivaciones que yacen a nivel subconsciente. Por lo tanto, la dinámica consistirá en dividir a nuestro equipo en tres o cuatro subgrupos, para que, a través de tarjetas exploren en las diversas motivaciones que llevan a tomar determinada decisión en lo referente a la vestimenta. 

El resultado de este juego, el cual tendrá premios para el equipo ganador capaz de develar el misterio en base a investigaciones, observación y recabado de información a través de encuestas disfrazadas, nos permitirá derivar los resultados al área responsable del diseño de producto, para así crear aquel que el cliente ya se encentra aguardando. 

Un reto en Facebook

Uno de los principales cometidos de un emprendedor es hacerse con nuevos seguidores y clientes. Para ello, utilizar la plataforma de Facebook puede convertirse en un fuerte detonante al respecto. Supongamos que tenemos un gimnasio boutique y necesitamos poblarlo de socios. Una buena idea es organizar un concurso, tal como los que solían hacer las emisoras de radio. Si bien puedes hacerlo en tiempo real, esto no te permitiría el alcance suficiente como para atraer una cantidad de participantes que merezca la pena la inversión a realizar. 

Por lo tanto, lo mejor es que este dure un promedio de dos o tres días, tiempo en el cual podrás, mediante una inversión, llegarles a personas que no estaban al tanto de tu existencia como centro de fitness. ¿Qué harás entonces? Crearás un juego o una encuesta, cuyo premio consista en un pase libre a tu centro por el período de un mes. Por supuesto que, hecha la ley, hecha la trampa, así que si lo que quieres es ganar socios, puedes comunicarle a cada uno de los participantes que “ha ganado” el pase libre.

 

El juego puede constar en responder preguntas acerca de las personas que sembraron su semilla en el campo del fitness, tales como Jane Fonda y Gin Miller, como también puede tratarse de preguntas acerca de los beneficios del fitness. Si optas por esta última alternativa, tendrás un doble beneficio, ya que, además de la motivación por ganarse algo, tus prospectos verán su motivación por ganarse este premio en particular aumentar, ya que querrán todos esos beneficios. Aprovecha esta instancia para dar a conocer los datos más curiosos y los mayores beneficios de la disciplina. 

Concursos selectivos

¿Tienes un grupo de clientes que ha permanecido en esa peligrosa zona de letargo durante el último año? Es hora de hacer algo para ellos antes de que se olviden de que existimos y sean absorbidos por la competencia. Para evitar tal catástrofe, orienta la gamificación específicamente a este grupo de clientes y prémialos con uno de tus últimos productos. Si armas el juego de forma tal que des a conocer las ventajas del nuevo (celular), el hecho de invertir en regalar uno, te traerá varias ventas de este mismo producto. 

Con estas técnicas, en primer lugar, estarás involucrando a tu equipo en el hallazgo de la solución a un misterio que te ha estado preocupando durante meses, por lo que los harás sentir importantes, incluso imprescindibles. En cuanto a los clientes, estarás poniendo a prueba sus conocimientos y alentándolos a hacer algo saludable por ellos mismos. En ambos casos, el grado de involucramiento es el más alto posible, por lo que crearás el sentido de pertenencia en tus colaboradores, al tiempo que convertirás a los clientes que se habían “dormido” en lo referente a la actividad comercial con tu marca, en embajadores de tu empresa. 

Andrés Utreras

Wake Up Brain Academy – Chile

andres@wakeupbrain.com

Por favor califique esta herramienta

top
©wakeupbrain. All rights reserved.
X